5ª etapa

Distancia: 12 km.

Bodega visitada: Vía Romana

¡Galicia! Tierra de magia, de quesos, de orujos, de verdes campos, de excelentes carnes y mariscos y, por supuesto, de vinos. Mundialmente célebres sus Denominaciones de Origen de blancos, Rías Baixas y Ribeiro, otras D.O. emergen con fuerza en el escenario viticultor de España. Entre ellas la que recorremos en este día, Ribeira Sacra, una zona de la que saldremos sin duda enamorados tras esta etapa de El Cavino.

Comenzamos desde una localización que bien podría ser postal característica de la Galicia rural. En Piñeiro damos nuestros primeros pasos de hoy, con dirección a Camiño Grande. En un primer tramo el camino se enmarca entre muros de piedra, para enlazar a una zona de montaña repleta de hermosos robles.

La senda transcurre por la ribera del Miño, y en este punto nos acercamos a uno de los paisajes más espectaculares de toda la geografía ibérica; el meandro de este río llamado O Cabo de O Mundo.

Seguimos avanzando, por pequeñas localidades propias de cuentos de Meigas y embrujos; Fontela, Cirdeiro,... hasta llegar a la Iglesia románica de San Pelagio de Diomondi. Desde aquí a Belesar empiezan a aparecer algunos de los paisajes que quedarán grabados en nuestra memoria para siempre. Esos que han dado nombre al arte de cultivar y vendimiar en esta zona; la viticultura heroica. Viñedos distribuidos en terrazas o bancales, para salvar la pendiente (que puede llegar hasta al 100%) que complican hasta la heroicidad el trabajo de viticultores y bodegueros.

Llegamos a Belesar en constante bajada por un frondoso bosque de robles, desde el que ya podemos ver el fin de etapa; un moderno puente, que en otros tiempos fué romano, y que cruza el río Miño. Muy cerca, en un paisaje de ensueño, en la misma orilla del río, disfrutaremos de las maravillas de la gastronomía gallega, y de los vinos de Ribeira Sacra.

 

El Camino de Invierno en Belesar
El Cavino en Ribeira Sacra
Ribeira Sacra en el Camino de Santiago
El Cavino en Belesar